Todas las oraciones a los santos las mas poderosas para hacer peticiones

ORACIONES URGENTES

ORACION A LA INMACULADA CONCEPCION PARA URGENTES

ORACION A LA INMACULADA CONCEPCION

ORACION A LA INMACULADA CONCEPCION

¡Oh Purísima Virgen!, bendita entre todas las mujeres,

que fuiste preservada de toda culpa desde tu concepción

por singular gracia de Dios todopoderoso.

Gloriosa virgen María, Madre de Dios, reconozco y confieso

el maravilloso privilegio de tu Inmaculada Concepción

pues tú eres trasparencia y plenitud de gracia.

Reina de los Cielos, cuando tú estás a mi lado

me siento confiado-a, seguro-a, me siento amparado-a,

por ello, acompáñame siempre, jamás te alejes de mi lado

cuídanos a todos y bajo tu santa custodia acógenos.

Oh Virgen Clemente, dulce Señora digna de veneración,
por tu pureza virginal e Inmaculada Concepción

y tu gloriosa cualidad de Madre de Dios,
hoy acudimos ante ti con toda confianza.

Con veneración me arrodillo ante tus santísimos pies,

oh Virgen Inmaculada, Virgen fiel, espejo de pureza,

me alegro grandemente que desde la eternidad

hayas sido elegida Madre del Verbo eterno

colmada de gracia y preservada de la culpa original.

Doy gracias y bendigo a la Santísima Trinidad,

que te enriqueció con tales privilegios en tu Concepción

y os suplico humildemente que me alcancéis la gracia

de vencer los tristes efectos que el pecado original causó en mí

y que nunca deje de amar a mi Dios.

Oh Reina de los que sufren, Reina de la familia y de la alegría,
sabemos tus desvelos por nuestro bienestar, por nuestra paz,

sabemos que siempre estas dispuesta a realizar bondades,

por ello te suplicamos con todo nuestro ser que seas compasiva

con los que estamos y vivimos en necesidad

y ahora que padecemos urgentes carencias y dificultades,
envíanos tu bendito auxilio, danos tus bendiciones.

Oh Madre del Buen consejo, Madre admirable,
Tú que siempre estás llena de ánimo, de consuelo para tus hijos,

danos las fuerzas y el aliento necesario,

obtennos la esperanza y el alivio que tanto precisamos,

¡oh poderosa intercesora!, concédenos tu amor de Madre

dirige nuestra petición al Padre de todo consuelo

y consíguenos los medios para solucionar:

(solicitar con muchísima fe lo que se desea obtener).

¡Oh Madre!, Virgen de las Vírgenes,

media con insistencia ante tu Divino Hijo Jesús

para que con su infinita bondad nos conceda pronto remedio

a lo que con gran esperanza hemos pedido.

Amorosa Virgen Soberana, amable Puerta del Cielo,
Estrella de la mañana que nos iluminas los caminos,
también te rogamos nos otorgues la gracia

de ser verdaderos hijos tuyos y de tu Hijo Jesucristo,

libres de toda mancha de pecado;

 ayúdanos a tener un corazón grande y abierto

para estar atentos a las necesidades de los demás

y que sigamos fielmente los senderos del verdadero amor

hacia nuestros hermanos, en especial los más desfavorecidos,

como nos pide tu Hijo, el buen Jesús.

Virgen Inmaculada, dulce consuelo de los sufren y padecen,

alivio de los que pasan por acuciantes y graves necesidades,
salud de los enfermos y refugio de los que están solos,
obtennos la gracia de experimentar lo antes posible

tu maternal, tu poderosa y grandiosa protección
tiéndenos tu generosa mano ahora que tanto lo precisamos,
y refúgianos siempre bajo tu Manto de misericordia.

Por Jesucristo Nuestro Señor, que así sea. +

Rezar la Salve, tres Avemarías, Padrenuestro y Gloria.

Haz la oración y los rezos, con mucha devoción y confianza plena, durante tres días seguidos, por la mañana y por la noche, pidiendo a la Virgen no deje nunca de asistirte, de estar pendientes de ti, de interceder por tus peticiones y de darte su ayuda en todo momento, que no deje de favorecerte sobre todo cuando las preocupaciones de dinero y las muchas dificultades no te dejan dormir, y estás muy agobiado-a por las carencias, cuando, por mucho que lo intentas, no puedes salir por tus propios medios de tanta adversidad y necesidad económica.

Deja un comentario