ORACION A SAN MARTIN CABALLERO PARA BUENA SUERTE Y PROSPERIDAD

ORACIÓN A SAN MARTÍN CABALLERO PARA BUENA
SUERTE Y PROSPERIDAD

san martin caballero oracion para buena suerte y prosperidad
Oh! Glorioso San Martín Caballero,
tu que fuiste soldado por obligación y deber
y monje por inclinación y para salvar tu alma,
que con sencillez y virtud propagaste la pureza de la fe,
y con tus virtudes, oraciones y bendiciones
obraste en vida miles de curaciones y prodigios a tu alrededor,
que por tu entrega, trabajos y sufrimientos
recibiste en el cielo el premio merecido,
préstame el auxilio y amparo que tanto preciso,
tiende tu mano generosa y sácame de mi aflicción.
Oh bienaventurado y santo patrono mío
señor San Martín Caballero,
tu que siempre mostraste tierna bondad
e inagotable caridad con todos los necesitados,
te ruego que me concedas tu ayuda
para poder solucionar los problemas y dificultades
que en estos malos momentos me oprimen,
preciso mejorar laboralmente,
encontrar y conseguir urgente ese buen trabajo
que me proporcione los medios suficientes
para aliviar mi maltrecha economía y salir de la ruina,
preciso conseguir dinero cuanto antes
para hacer frente a las deudas contraídas
y poder dar a mi familia todo lo que necesita,
necesito buena suerte para que crezcan mis inversiones
y así pueda prosperar en mis negocios,
sobre todo solicito tu intercesión para:
(pedir con mucha fe lo que se quiere conseguir).
Santo querido y venerado en todo el mundo,
no desoigas mis pedidos,
si es del agrado de Dios y bien de mi alma.
Bondadoso y milagroso san Martin,
a quien los ángeles ayudaron en mas de una ocasión
y siempre diste lo que tenias con alegría y amor,
enséñame a servir como tu a tan amoroso Señor,
y a dar testimonio de Cristo ante mis hermanos,
y ruega por mi a Dios el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo
para que me conceda con su misericordia
ayuda, protección y custodia.
Amén.
Rezar tres Padrenuestros, tres Avemarías y tres Glorias.
Hacer la oración durante tres días consecutivos,
si la necesidad es muy grande hacerla nueve días.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*