ORACIONES A LOS SANTOS

Oraciones a los santos para pedidos urgentes

ORACIONES A SANTOS

Oracion a Santa Catalina de Siena

Comparte:

Oración a Santa Catalina de Siena

Jesús,
Tú que manifestaste a Catalina de Siena la profundidad de tu amor
y de tu sabiduría,
haz que la Iglesia encuentre en ella una doctrina
que le permita unirse más firmemente a Ti
y a tus enseñanzas divinas.
Amén.

Oracion a Santa Catalina de Siena

Datos sobre Santa Catalina de Siena:

Nace en Siena en 1347, era la menor de todos los hermanos. A la edad de 5 o 6 años tiene la primer visión, ella estaba cruzando la calle con su hermano Esteban y ve al Señor rodeado con sus ángeles que le sonreía y la bendecía.
Su padre, tintorero de pieles, la quiere casar, ella se niega y es sometida a las labores más humildes de la casa.
Tiene innumerables éxtasis.
Finalmente sus padres ceden y teniendo 17 años ingresa a la tercera orden de los dominicos como laica; daba su tiempo a los huérfanos, menesterosos y enfermos. Ayudó en la peste negra donde murió la tercer parte de la población de Siena.
Teniendo 25 años es conciliadora y consejera de príncipes; por su influjo el papa Gregorio XI deja Avignon y vuelve a Roma. Este pontífice y Urbano VI contaban con ella en las cuestiones más graves. Era analfabeta pero dictó un libro: Diálogo de la Divina Providencia.
Tiene también 375 cartas de gran profundidad teológica.
Muere a los 33 años de apoplejía, el 29 de abril de 1380.
Es canonizada en 1461 por el papa Pío II .
Es doctora de la Iglesia

Carta de Catalina a su madre con motivo de su alejamiento
María Santísima, modelo de amor a Dios.
He deseado ardientemente verte, madre mía de verdad, porque lo eres no sólo en cuanto al cuerpo sino en cuanto al alma. Debes considerar que, si eres más amante de las cosas del alma que de las del cuerpo, así morirá en ti todo cariño desmedido y no te será duro soportar mi ausencia corporal. Más bien será para ti motivo de gozo y debes soportar con amor por la honra de Dios todos los padecimientos, diciéndote a ti misma: sea todo para la mayor honra de Dios. Este buscar la honra de Dios será mérito también para que aumente en mí la gracia y la virtud de mi alma.
Quiero que aprendas de esa dulce madre María, quien para honra de Dios y salvación de todos nosotros nos dio a su Hijo muerto en el santísimo madero de la cruz. María al quedarse sola cuando Cristo subió a los cielos, se quedó con los santos discípulos. Considera cuan grande consuelo sería para todos vivir juntos y cuanto supondría, por tanto, la amargura de la separación y, sin embargo, ella quiso y dio su consentimiento para que partieran los discípulos, para buscar así no sólo la gloria y alabanza de su Hijo sino la salvación de todos. Y escogió ella la pena de verlos partir antes que el consuelo de su presencia y eso solamente por el amor que tenía a la honra de Dios y a la salvación de nuestras almas.
Pues bien, de ella quiero que aprendas, madre queridísima. Fue voluntad de Dios y no querer de hombre alguno, que yo continúe aquí.
Por tanto es bueno para mí que yo continúe siguiendo sus huellas, como le agrade a un inestimable bondad.
Tú, en cambio, como buen y dulce madre, debes estar contenta y no desconsolada, sobrellevando todas las penas por la honra de Dios y la salvación tuya y mía. Levanta, levanta, pues, tu ánimo y, el afecto hacia aquella dulce y santísima cruz ante la que se aminora todo sufrimiento. Soporta un poco de sufrimiento pasajero para evitar la pena eterna que merecerían nuestros pecados. Confórtate mediante el amor da Cristo crucificado. Queda en el santo y dulce amor de Dios . Dulce Jesús. Jesús amor.

Espero que les haya gustado la Oración a Santa Catalina de Siena para compartir.


Comparte:

Pide esta Oración por alguien en especial:

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tema creado por Anders Norén